Capítulo 9. Cargador de arranque

Tabla de contenidos

9.1. Selección de un cargador de arranque
9.2. Arranque con GRUB
9.3. Configuración del Cargador de arranque con YaST
9.4. Desinstalación del cargador de arranque de Linux
9.5. Creación de CD de arranque
9.6. Pantalla gráfica de SUSE
9.7. Solución de problemas
9.8. Información adicional

Resumen

Este capítulo describe cómo configurar GRUB (Gran gestor de arranque unificado), el cargador de arranque utilizado en SUSE Linux. Hay un módulo YaST especial disponible para llevar a cabo toda la configuración. Si no está familiarizado con el arranque en Linux, lea las siguientes secciones para adquirir información general. Este capítulo también describe algunos de los problemas que se encuentran frecuentemente al arrancar con GRUB y sus soluciones.

Este capítulo se centra en la gestión del arranque y en la configuración del cargador de arranque GRUB. El procedimiento de arranque en su totalidad se explica en el Capítulo 8, Arranque y configuración de un sistema Linux. Un cargador de arranque representa la interfaz entre la máquina (BIOS) y el sistema operativo (SUSE Linux). La configuración del cargador de arranque tiene un impacto directo en el inicio del sistema operativo.

Los siguientes términos aparecen con frecuencia en este capítulo y pueden necesitar alguna explicación:

Registro de arranque principal (MBR)

La estructura del MBR está definida por una convención independiente del sistema operativo. Los primeros 446 bytes se reservan para el código del programa. Por lo general almacenan el programa del cargador de arranque, en este caso, GRUB stage 1. Los 64 bytes siguientes proporcionan espacio para una tabla de partición con hasta cuatro entradas (consulte Sección 1.7.1.1, “Tipos de partición” (↑Inicio)). La tabla de partición contiene información acerca del particionamiento del disco duro y del tipo de sistema de archivos. El sistema operativo necesita esta tabla para gestionar el disco duro. Con GRUB stage 1 en el MBR, una partición exacta se debe marcar como activa. Los dos últimos bytes del MBR deben contener un “número mágico” estático (AA55). El BIOS no considera válidos los MBR que tengan un valor distinto.

Sectores de arranque

Los sectores de arranque son los primeros sectores de las particiones del disco duro, con la excepción de la partición extendida, que sirve sólo de “contenedor” para las demás particiones. Estos sectores de arranque tienen 512 bytes de espacio para el código utilizado para arrancar un sistema operativo instalado en su partición respectiva. Esto se aplica a los sectores de arranque de particiones formateadas de DOS, Windows y OS/2, que también contienen algunos datos básicos importantes del sistema de archivos. Por el contrario, los sectores de arranque de las particiones de Linux están al principio vacíos después de configurar un sistema de archivos distinto a XFS. Por tanto, una partición de Linux no se arranca por sí misma, incluso aunque contenga un núcleo y un sistema válido de archivos raíz. Un sector de arranque con código válido para arrancar el sistema MBR tiene el mismo número mágico que el MBR en sus últimos dos bytes (AA55).


9.1. Selección de un cargador de arranque

Por defecto, en SUSE Linux, se utiliza el cargador de arranque GRUB. Sin embargo, en algunos casos y para configuraciones especiales de hardware y software, LILO puede ser más adecuado. Si actualiza una versión más antigua de SUSE Linux que utiliza LILO, se instala LILO.

La información relativa a la instalación y a la configuración de LILO está disponible en la base de datos de asistencia en la entrada correspondiente a la palabra clave LILO y en /usr/share/doc/packages/lilo.