Capítulo 19. Manejo de gráficos con GIMP

Tabla de contenidos

19.1. Formatos de gráficos
19.2. Inicio de GIMP
19.3. Primeros pasos con GIMP
19.4. Guardado de imágenes
19.5. Impresión de imágenes
19.6. Información adicional

Resumen

El programa GIMP (Programa de manipulación de imágenes de GNU) permite crear y editar gráficos de píxeles. En gran parte, sus funciones son comparables con las de Adobe Photoshop y otros programas comerciales. Utilícelo para retocar imágenes y modificar su tamaño, diseña gráficos para páginas Web, crea carátulas para sus CDs, o, en definitiva, para realizar prácticamente cualquiera de los proyectos de gráficos que pueda imaginar. Cubre las necesidades tanto de aficionados como de profesionales.

Como muchos otros programas de Linux, GIMP es fruto del esfuerzo conjunto de desarrolladores de todo el mundo que han aportado al proyecto de forma desinteresada su tiempo y su código. Este programa se encuentra en constante evolución, por lo que la versión incluida en su SUSE Linux puede variar ligeramente con respecto a la versión que se trata aquí. El diseño de las ventanas individuales y de las secciones de ventanas son los elementos en los que es mayor la probabilidad de que se produzcan variaciones.

GIMP es un programa extremadamente complejo. Por esta razón, sólo se tratarán en el presente capítulo un reducido número de funciones, herramientas y elementos del menú. Consulte la Sección 19.6, “Información adicional” (↑Aplicaciones) para recibir sugerencias sobre dónde obtener información adicional acerca del programa.


19.1. Formatos de gráficos

Son dos los formatos principales de gráficos que existen: los píxeles y los vectores. GIMP trabaja únicamente con gráficos de píxeles, que es el formato normal para fotografías e imágenes escaneadas. Los gráficos de píxeles consisten en pequeños bloques de color que, una vez juntos, dan lugar a la imagen completa. Gracias a esto, los archivos se pueden aumentar considerablemente en cuanto al tamaño. No obstante, no es posible aumentar el tamaño de una imagen de píxeles sin que se produzca una pérdida de calidad.

Al contrario de lo que ocurre en los gráficos de píxeles, los gráficos vectoriales no guardan la información de todos los píxeles individuales. En su lugar, guardan información sobre cómo se agrupan los puntos, las líneas o las zonas de la imagen. Además, las imágenes vectoriales se pueden ampliar fácilmente. La aplicación de dibujo de OpenOffice.org, por ejemplo, utiliza este formato.