Capítulo 23. DHCP

Tabla de contenidos

23.1. Configuración de un servidor DHCP con YaST
23.2. Paquetes de software DHCP
23.3. El servidor DHCP dhcpd
23.4. Información adicional

Resumen

El objetivo del dynamic host configuration protocol (DHCP) (protocolo de configuración dinámica de hosts) es asignar ajustes de red de manera centralizada a partir de un servidor en lugar de configurarlos localmente en cada estación de trabajo. Los hosts configurados para utilizar DHCP no tienen control sobre su propia dirección estática. Ésta se configura completa y automáticamente de acuerdo con las instrucciones del servidor. Si utiliza NetworkManager en el cliente, no tendrá que configurar el cliente en absoluto, lo que resulta útil si dispone de entornos cambiantes con sólo una interfaz activa al mismo tiempo. No utilice nunca NetworkManager en un equipo en el que se ejecute un servidor DHCP.

Una manera de configurar un servidor DHCP consiste en identificar cada cliente mediante la dirección de hardware de su tarjeta de red (la cual es fija en la mayoría de los casos) y proporcionar a cada cliente los mismos ajustes cada vez que se conecte al servidor. También se puede configurar DHCP para que se asignen direcciones a los clientes interesados de manera dinámica a partir de un conjunto de direcciones definido para este propósito. En este último caso, el servidor DHCP intenta asignar la misma dirección a cada cliente cada vez que recibe una petición por su parte, incluso a lo largo de grandes periodos de tiempo. Esto sólo funciona si la red no tiene más clientes que direcciones.

DHCP facilita el trabajo a los administradores del sistema. Cualquier cambio relacionado con las direcciones y con la configuración de la red en general, incluso los cambios más complicados, pueden implementarse de manera central mediante la edición del archivo de configuración del servidor. Esto resulta mucho más práctico que volver a configurar cada estación de trabajo cuando son muchas También resulta más fácil integrar las máquinas, y en especial las nuevas máquinas, en la red, ya que se les puede proporcionar una dirección IP del conjunto de direcciones. La obtención de los ajustes de red apropiados a partir de un servidor DHCP es especialmente útil para equipos portátiles que se utilicen con frecuencia en redes distintas.

Los servidores DHCP no sólo proporcionan la dirección IP y la máscara de red, sino también el nombre de host, el nombre del dominio, el gateway y el nombre del servidor de direcciones que debe utilizar el cliente. Además, DHCP permite configurar numerosos parámetros adicionales de manera centralizada, por ejemplo, un servidor horario a partir del cual los clientes pueden obtener la hora, e incluso un servidor de impresión.


23.1. Configuración de un servidor DHCP con YaST

Al iniciar el módulo por primera vez, se muestra un asistente que solicita que tome algunas decisiones básicas relativas a la administración del servidor. Cuando se completa esta configuración inicial, se obtiene una configuración del servidor muy básica que debe funcionar en los aspectos más esenciales. Se puede utilizar el modo avanzado para realizar tareas de configuración más precisas.

Selección de tarjetas

En el primer paso, YaST busca las interfaces de red disponibles en el sistema y las muestra en una lista. En la lista, seleccione la interfaz en la que debe escuchar el servidor DHCP y haga clic en Añadir. Después, seleccione Abrir cortafuegos para las interfaces seleccionadas para abrir el cortafuegos para esa interfaz. Consulte la Figura 23.1, “Servidor DHCP: Selección de tarjetas”.

Figura 23.1. Servidor DHCP: Selección de tarjetas

Servidor DHCP: Selección de tarjetas
Ajustes globales

En los campos de entrada, introduzca las especificaciones que el servidor DHCP debería gestionar para todos los clientes. Dichas especificaciones son el nombre del dominio, la dirección del servidor horario, las direcciones de los servidores de nombres primario y secundario, las direcciones de los servidores de impresión y WINS (para redes mixtas, con clientes tanto Windows como Linux), la dirección del gateway y el tiempo de asignación. Consulte la Figura 23.2, “Servidor DHCP: Ajustes globales”.

Figura 23.2. Servidor DHCP: Ajustes globales

Servidor DHCP: Ajustes globales
DHCP dinámico

En este paso, configure cómo deben asignarse a los clientes las direcciones IP dinámicas. Para ello, especifique un rango de IP a partir del cual el servidor puede asignar direcciones a los clientes DHCP. Todas las direcciones deben quedar cubiertas por la misma máscara de red. Especifique también el tiempo de asignación durante el cual el cliente puede mantener su dirección IP sin necesidad de pedir una extensión de la asignación. De manera opcional, especifique el tiempo máximo de asignación (el periodo durante el cual el servidor reserva una dirección IP para un cliente concreto). Consulte la Figura 23.3, “Servidor DHCP: DHCP dinámico”.

Figura 23.3. Servidor DHCP: DHCP dinámico

Servidor DHCP: DHCP dinámico
Finalización de la configuración y establecimiento del modo de inicio

Una vez completada la tercera parte del asistente de configuración, aparecerá un último cuadro de diálogo en el que es posible definir cómo debe iniciarse el servidor DHCP. Especifique en él si el servidor DHCP se iniciará automáticamente al arrancar el sistema o si se iniciará de forma manual cuando sea necesario (por ejemplo, para realizar pruebas). Haga clic en Finalizar para completar la configuración del servidor. Consulte la Figura 23.4, “Servidor DHCP: Inicio”.

Figura 23.4. Servidor DHCP: Inicio

Servidor DHCP: Inicio